My Homepage

Inicio

En algunos países europeos se cena temprano, ya antes de las 6 de la tarde, y después se toma alguna cosa muy ligera, del revés que en otros países que por la tarde se merienda y no se cena hasta las 9 las diez de la noche. Un plato simple de preparar y que dejará saciar nuestra apetito de forma sana y saludable son las cremas de verduras. Crepes de salmón La masa de los crepes ha harás en 10 minutos por la tarde, y llegada la noche, tendrás tu cena lista en menos de media hora.

Saltarse una cena no ayuda a adelgazar ni garantiza un sueño reparador. Una cena sana y ligera no solo garantiza una buena salud, sino también un reposo perfecto durante toda la noche. Ese es el lema de la web cenasligeras.org.

En la cocina, si tu eres una de las personas que se hacen cargo de preparar los platillos de día a día, ya sea para ti toda tu familia, es preciso saber que existen comestibles ligeros que pueden formar parte de la dieta de todos y cada uno. Lo idóneo es que el aporte calórico de la cena esté entre el quince y el 25 por ciento  de las calorías cada día. Mientras que duermes prácticamente no consumes energía, con lo que posees que tomar una cena ligera.

 

Basando su alimentación en comidas veloces debido a una "madre trabajadora" una de esas crisis de la mediana edad las madres ' vuelvo a estudiar porque deseo un título', estas pobrecitas almas perdidas buscan aventuras y travesuras en los brazos de peligro. La cena es muy simple de preparar, la copa de marisco no te lleva ni quince minutos y si te decides por el pescado cuando lo compres di que te lo preparen para asar, te lo limpian y abren, con lo que lo único que cuentas con que hacer es dejarlo preparado en el horno, yo diría que otros quince minutos.

Si tu objetivo es adelgazar sanamente te sugiero que consumas una cena elaborada con alimentos ricos en vitaminas y minerales y bajos en calorías, además de esto es esencial que consumas una pequeña porción de proteínas y grasas saludables, en otras palabras una cena para adelgazar ha de ser equilibrada. Una cena ligera puede contener los nutrientes esenciales, sin forzar la digestión ni provocar otras molestias como acidez, hinchazón abdominal gases. Cierto es que, en muchas ocasiones, el cansancio acumulado de la jornada nos hace decantarnos por cenas más frugales a base de bocadillos, pizzas y otros alimentos menos naturales.